En marzo culminarán importante prueba en planta de Essbio Nuevo Sur, que les permitirá eliminar metales pesados a bajísimos costos de operación del agua de sanitarias o de cualquier proceso industrial, incluso de piscinas o riego.

 El gerente de Investigación y Desarrollo, Yesid Tapiero, explicó que el sistema es similar a los sistemas de diálisis que se usa en las personas para limpiar su sangre y que en este minuto están resolviendo cuáles son las variables que funcionan más eficientemente en cuanto al consumo energético y al uso de los insumos en la planta  piloto instalada en Licantén.

El mundo habla de innovación y busca procesos eficientes que generen una mejor calidad de vida al menor precio e impacto posible. Eso es lo que una dupla chileno – colombiana ofrece desde Concepción, Yesid Tapiero y Javier Lagos, son cofundadores de ION SOLUTIONS, una empresa que busca soluciones para el tratamiento del agua, especialmente la eliminación de metales pesados de ella y que se encuentra en su etapa final de pruebas en una planta de tratamiento de Essbio Nuevo Sur en Licantén. Ellos cuentan con 25 millones del Fondo Semilla Nacional de Corfo y con el patrocinio para los aspectos financieros y técnicos de CIDERE BIOBIO, además de la mentoría de seis meses.

Ahora están probando su tecnología alternativa y de costos operativos mucho más bajos para remover metales pesados del agua, según describió su gerente general Javier Lagos. Explicó que  el arsénico está presente de forma natural en gran parte de Chile, por lo que las sanitarias y otras industrias requieren tratar el agua para cumplir con la norma de la Organización Mundial de la Salud (0,01 mg/litro) y esto encarece los costos de producción. “Nosotros para esta planta generamos un proceso especial que hace que los insumos que se van ocupando se vayan regenerando automáticamente. Así el costo es mucho más bajo, nuestra inversión o barrera de entrada puede ser un poco mayor; pero los costos operativos son significativamente menores”, destacó Lagos.

Dijo que deben concretar todas las pruebas necesarias, para luego enviar esos resultados a una institución certificadora, lo que debe ocurrir a más tardar en marzo para emitir el informe del proyecto a Corfo en abril o mayo. Lo relevante es que están haciendo más eficiente y rentable el proceso de purificación del agua que ya efectúan las sanitarias.  “Nuestro objetivo es probar técnicamente la planta, es decir comprobar que saca el arsénico y hacer una curva de calibración que nos permita conocer las variables que nos entreguen el mejor rendimiento y resultados para extraer el arsénico u otros metales pesados, como presión del agua, pH, velocidad, temperatura, etcétera… Eso estamos probando con datos reales, sabemos que funciona, lo que falta es el punto óptimo de funcionamiento y una evaluación financiera del proyecto, conocer los insumos y el requerimiento energético”, comentó y agregó que la idea es postular a nuevos fondos para hacer una planta mucho más grande y escalable durante este año y el próximo.

Tienen demostrado que la tecnología que crearon remueve el arsénico y la misma se puede utilizar para sacar el hierro y el manganeso, que están presentes en mayor medida en el agua desde Rancagua al Sur. El gerente de Investigación y Desarrollo, Yesid Tapiero, explicó que el sistema es similar a los sistemas de diálisis que se usa en las personas para limpiar su sangre y que en este minuto están resolviendo cuáles son las variables que funcionan más eficientemente en cuanto al consumo energético y al uso de los insumos en la planta piloto instalada en Licantén.

Yesid Tapiero agregó que además estamos viajando a otros países para conseguir alianzas con otras empresas para representar ya que persiguen objetivos similares. Como en esta etapa están consiguiendo la validación técnico comercial y haciendo la corrección de todos los detalles del procedimiento, dentro de poco podrán contar con un producto escalable y ya comercializable.

Los cofundadores de ION SOLUTIONS indican que su objetivo es la industria sanitaria, pero este equipo se puede implementar para la industria alimentaria, bebidas y sustancias como cervezas o en cualquier proceso que trabaje con agua y que requiera remover metales pesados antes de comenzar el proceso o después de utilizarla para cumplir con las disposiciones ambientales.

Sobre sus potenciales clientes, Javier Lagos comenta que son principalmente las sanitarias, pero también hay un espectro residencial, como la gente que tiene piscinas y necesita purificar su agua, “podemos generar una tecnología más eficiente que elimine el hierro, por ejemplo, y con menor costo de funcionamiento”.

Este equipo de ingenieros contó que consiguieron una alianza estratégica con Treepower, empresa que hizo de nexo para llegar a Essbio Nuevo Sur para probar el procedimiento. De los casi siete años de Lagos como jefe de Proyectos en la industria sanitaria conocen muy bien la problemática y agradecieron la disposición de sus ejecutivos y equipo de la planta, pues “creyeron en nosotros y nos han apoyado, es muy importante que una empresa de su relevancia apoye emprendimientos y acciones de investigación y desarrollo, que tengan tan buena disposición para abordar problemas reales. Creemos que lo más importante es que logramos salir de la universidad y tener un verdadero vínculo con la industria, lo que es super difícil de lograr en nuestra región”.

¿Qué es ION SOLUTION?

Es una empresa de ingeniería, innovación y desarrollo que se dedica a aportar soluciones para el tratamiento de agua. También buscan atraer personas con ideas innovadoras escalables, ya que contamos con experiencia en la planificación, redacción y postulación de proyectos a capital público y estamos abiertos a los inversionistas privados.

Buscan productos de valor agregado para el agua, el aire, la tierra o para procesos de manufactura. También están implementando las tecnologías de intercambio iónico a base de membranas, que es una tecnología reciente con potencial en el mercado y que compite con tecnologías estándares como la absorción y procesos de gradientes de presión como ultrafiltración, microfiltración y la osmosis inversa, e incluso con procesos térmicos como la destilación.

Además están buscando tecnologías en el mundo que puedan servir para el tratamiento de aguas, no sólo generar tecnología; sino también atraer tecnología interesante para implementar en procesos, ya han conversado con una empresa argentina y otra checa con las que están interesados en trabajar juntos.

¿Quiénes son sus cofundadores?

Mientras hacia clases como docente part time del Departamento de Energías Renovables de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Yesid Alirio Tapiero Martínez, comenzó a buscar nuevas oportunidades y postular a proyectos Conycit y Fondeff, así es que hablando con uno de los profesores pensó en que la mejor idea eran las alianzas con empresas y así partió con publicaciones en Linkedin ofreciendo asesoría, análisis de muestras y redacción de proyectos de investigación. De esa manera lo encontró y contactó Javier Lagos, se tomaron un café y almorzaron, para luego comenzar a buscar una solución a problemas reales de la industria sanitaria, mercado que Javier conocía bien por su experiencia en Essbio. En ese camino llegaron a CIDERE BIOBIO, consiguieron financiamiento Semilla de Corfo, un mentor que los guió y una importante alianza estratégica con la empresa Treepower, que les dio las facilidades para instalar su laboratorio, “cuando recién teníamos la idea”, contó Lagos.

Yesid Tapiero es el gerente de Investigación, Innovación y Desarrollo, quien se encarga de buscar oportunidades, potencial desarrollo y los productos para ofrecer soluciones a los temas de agua a base de membranas de intercambio iónico. Es ingeniero químico de la Universidad de Antioquia de Colombia y doctor en Química de la Universidad de Concepción y con una pasada por Wroclaw University of Technology en Polonia.

Javier Lagos es gerente general, ingeniero civil industrial de la UCSC y magister en Gestión de Operaciones y Servicios, que al egresar de su carrera estudió Innovation Management en la Technische Universität Berlin con una beca para a la al regreso dedicarse a temas gestión y estrategia de servicio al cliente, en el rubro sanitario.

Sus historias de vida

Javier Lagos Hausheer tiene 33 años, está casado con Paula Saavedra y con un hijo (Julian) de un año cuatro meses, y asegura que en el futuro se ve trabajando en ION SOLUTIONS, haciéndola crecer con un alto componente de innovación y de investigación y desarrollo, “incluso queremos crear un NODO de I+D en el BIOBIO, para el que ya hemos contactado varias empresas complementarias que tengan soluciones interesantes e innovadoras”.

Yesid Tapiero Martínez decidió venirse a Chile hace siete años para comenzar su doctorado en Ciencias mención Química, con especialidad en materiales poliméricos, macromoléculas y membranas de intercambio iónico en la Universidad de Concepción. Asegura que lo motivó el amplio prestigio internacional de la casa de estudios. Vino por la fama nacional en tecnologías de minería y por el prestigio de la UDEC en el desarrollo de materiales y en temas relacionados con la minería.

Cuenta que como extranjero es difícil dejarlo todo para comenzar desde cero en un nuevo lugar, al principio es difícil acostumbrarse al clima, las costumbres y la comida. Pero sobre todo cuenta que le impactó la diferencia en la forma ver la vida y apreciar nuestro entorno. A estas alturas, se siente un chileno más, tiene su residencia y se ha mimetizado con la cultura. “Lo mejor es la aventura de conocer, de explorar y demostrarme que puede lograr salir adelante con mis metas y sueños”, comentó desde Licantén mientras trabajaba en una se las pruebas de tratamiento de aguas de Essbio Nuevo Sur.

Sus patrocinadores

“Como patrocinadores, para CIDERE BIOBIO es espectacular ver el crecimiento de emprendimientos que desarrollan tecnología, que buscan la alianza con la industria regional y que proveen soluciones reales que colaboran con problemáticas a nivel mundial, por lo que nos satisface ser parte de la historia y aunque el proyecto por el que Javier y Yesid está terminando ellos saben que pueden contar con nuestro equipo para los próximo desafíos que enfrenten”,  Pedro Ramírez, gerente de  CIDERE BIOBIO