Identificar oportunidades que permitan el aprovechamiento de los recursos naturales de manera sustentable y que genere nuevas líneas de negocios es fundamental para la economía, por esto, es que CIDERE BIO BÍO comenzó un proyecto piloto denominado “Cultivo del molusco bivalvo en la costa de Caleta Llico” que consistió en la traída de mil semillas de ostiones vivos desde Tongoy y que fueron introducidas en la caleta de la zona de Arauco por las condiciones de sus aguas, que podrían asemejarse a las del norte donde se desarrolla la especie.

“En este experimento podremos comprobar si en las aguas de Caleta Llico los ostiones logran reproducirse y de esta forma beneficiar a los pescadores y buzos del sector con nuevas fuentes de trabajo y la creación de centros de cultivos que permitan posteriormente propagarlo hacia otras localidades”, aseguró Pedro Ramírez, Gerente de CIDERE BIO BÍO quien además señaló que esta actividad es muy importante para la corporación “porque refleja el espíritu de sus fundadores quienes desde los inicios se propusieron trabajar en la identificación de recursos naturales que puedan generar nuevos rubros productivos para la región y en este caso expandirlo a otras caletas de la zona”.

El proyecto es desarrollado junto al buzo y pescador artesanal de Llico, José Enrique Salas quien fue el encargado de realizar la siembra y continuará vigilando y manteniendo la faena “estoy contento porque si esto resulta sin duda llegará más gente a la caleta y eso nos beneficia a todos” finalizó.