Discapacidad debe dejar de complicar el empleo

“A nadie lo deberían contratar por ser mujer, hombre, discapacitado o no. Debería saberse si la persona cuenta o no con las habilidades y tiene o no la disposición para cumplir con las tareas que demanda el empleador”, Jorge Becerra, psicólogo con discapacidad.

 

“Cuando apliquemos una metodología que defina bien nuestros puestos de trabajo en las empresas ya no tendremos que hablar de discapacidad”, así planteó Pavel Cuevas, terapeuta ocupacional y académico de la Universidad San Sebastián, el objetivo hacia el que nuestro país debería avanzar y a propósito de la próxima entrada en vigencia de la Ley de Inclusión que obligará desde enero próximo a todas las empresas con más de 100 trabajadores a contratar a un 1% de personas discapacitadas en su equipo. El especialista se refirió al tema en el Seminario de Inclusión, “UN AVANCE HACIA MEJORES PUESTOS DE TRABAJO” organizado por la mesa Cordillera de CIDERE BIOBIO, a fines de noviembre en el campus Los Angeles de la Universidad de Concepción.

En la ocasión, el psicólogo de la Achs, Jorge Becerra contó su experiencia de vida desde la discapacidad y aseguró que a nadie lo deberían contratar por ser mujer, hombre, discapacitado o no. Explicó que lo que debería saberse es si la persona cuenta o no con las habilidades y tiene o no la disposición para cumplir con determinadas tareas que demanda el potencial empleador. Becerra dijo que en su vida tomó la decisión de lograr las cosas que se proponía, como estudiar en la universidad y luego trabajar, ahora de desempeña como prestador de servicios de la Asociación Chilena de Seguridad, Achs, en la resolución de conflictos en los casos de reinserción de trabajadores accidentados.

El gerente de CIDERE BIOBIO, Pedro Ramírez, señaló que el seminario lo organizó la mesa Cordillera de Responsabilidad Social para entregar herramientas a las empresas que funcionan en la ciudad de Los Ángeles sobre la implementación y cumplimiento de la nueva normativa de inclusión. Recordó que el objetivo es cumplir con el espíritu de la ley y aprovechar las ventajas que estas incorporaciones integran al ambiente laboral.

 

El académico de Terapia Ocupacional, Pavel Cuevas, expuso sobre una metodología preparada por su equipo de la Universidad San Sebastián y que ya lleva tres años de trabajo y se está trabajando con tres empresas de la Región del Biobío como piloto, con el fin de determinar las características de cada puesto de trabajo de manera de descubrir cuáles son las posibilidades de inclusión en cada uno de ellos y de qué manera generar puestos de trabajo cada vez mejores y un buen rendimiento del equipo de cada compañía, además del cumplimiento del espíritu de la ley que es la verdadera inclusión.

 

 

Luego, la gerente de Operaciones de la Asociación Chilena de Seguridad, Achs, Jocelyn Baumann, contó el trabajo que están haciendo para difundir la información en lo que les compete con sus asociados y sobre todo el formato que utilizan para reinsertan a los trabajadores accidentados cuando quedan con un porcentaje de discapacidad.

Para el cierre y según su experiencia en Salud Pública, recibiremos el saludo del vicerrector de la Universidad San Sebastián, Sergio Castro, para luego cerrar con el gerente general de CIDERE BIOBIO, Pedro Ramírez, quien compartirá parte su amplia experiencia en mutualidades y con temas de accidentes laborales y reinserción. El representante de CIDERE BIOBIO, señaló que lo que buscamos son buenos puestos de trabajo para las personas con algún grado de discapacidad y que eso genere el mejor ambiente laboral posible para promover la productividad y así nuestra región gane en competitividad“.

En el break, la atención de los asistentes del seminario estuvo a cargo de los alumnos del taller laboral del liceo Campanario de Yungay, quienes prepararon sándwich, dulces, café y jugos para deleitar a los presentes, con la amable atención de los jóvenes del taller que busca prepararlos para que la sociedad los incluya laboralmente, sin importar sus discapacidades.

Luego se presentaron los testimonios del sicólogo Jorge Becerra, quien viajó desde Puerto Varas para contar su caso y destacó por su firme postura como sicólogo laboral para lograr que sea el esfuerzo y el desarrollo de habilidades lo que provoque contrataciones. Un caso similar es el de Miguel Novoa, técnico en Informática,  que lleva once años trabajando en la Escuela España de Los Ángeles y que asegura que ser porfiado le permitió terminar sus estudios, esperar tres años hasta conseguir un trabajo en el sector educacional de la ciudad y le permite estar estudiando técnico en Educación Diferencial y un diplomado en Biblia. Miguel Novoa dijo que “todos somos capaces de hacer lo que nos propongamos” y reafirmó que el carecer de control del lado derecho de su cuerpo lo ha sorteado buscando métodos para operar bien.

El gerente de CIDERE BIOBIO, Pedro Ramírez, recalcó que “nuestra corporación está convencida de que la inclusión es el camino para mejorar la productividad y competitividad de nuestra Región del Biobío”.